Aplicaciones y ventajas de la cirugía laparoscópica

¿Qué es la cirugía laparoscópica?

La cirugía laparoscópica es una técnica de abordaje, un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo.

Actualmente la cirugía laparoscópica es la técnica de elección en muchas actuaciones quirúrgicas intraabdominales. Por tratarse de la patología más frecuente la colelitiasis (piedras en la vesícula biliar), la colecistectomía (extirpación de la vesícula biliar), es la técnica más habitualmente practicada.

También está indicada en el tratamiento de hernias de hiato, hernias recidivantes, cirugía de intestino delgado y colon (tanto en patología benigna como maligna), en cirugía de la obesidad mórbida, etc

Ventajas de la cirugía laparoscópica

El abordaje laparoscópico con 3, 4 o 5 pequeñas incisiones, las mayores de 12 mm, permite realizar muchas de las intervenciones quirúrgicas que hasta hace pocos años requerían cirugía abdominal abierta con grandes incisiones. Sus principales ventajas son:

  • La reducción del tamaño de las incisiones facilita la recuperación
  • postoperatoria.
  • Se minimiza el dolor postoperatorio.
  • Disminución del riesgo de infecciones en el postoperatorio inmediato.
  • A largo plazo, disminuye el riesgo de herniaciones incisionales (eventraciones).
  • Acorta las estancias hospitalarias y el periodo de baja laboral postquirúrgico.

En muchas intervenciones acorta significativamente el tiempo quirúrgico, por lo que al disminuir el tiempo anestésico, también se reduce el riesgo de complicaciones médicas postanestésicas.

Avances en la laparoscopia

En los últimos años se está introduciendo la cirugía robótica, en la que el cirujano interviene a distancia, sin contacto con el paciente. Este procedimiento se puede utilizar en todos los casos y situaciones mencionadas anteriormente, pero, hasta el momento, con los estudios de que se disponen en la actualidad, la cirugía robótica no obtiene mejores resultados que la laparoscópica y empeora la relación coste-beneficio.